Pimientos asados al horno 2023

El pimiento es una de las verduras más consumidas a nivel mundial y es que hay tantas variedades que se adapta con facilidad a todos los paladares y gustos. Desde pimientos pequeños y picantes a pimientos más suaves, perfectos para cocinar. A nosotros nos encantan todos, por eso, hoy te traemos la guía definitiva para que prepares unos pimientos asados que te harán la boca agua con solo mirarlos.

Los pimientos asados tienen un sabor muy característico y es justo en la preparación, cuando cogen ese sabor que tanto gusta. Son un complemento perfecto para miles de comidas, y todo un clásico de la gastronomía española. Miles de casas los consumen semanalmente, y es que, son una alternativa saludable para comer verduras y disfrutar. Si vas a cualquier bar de tapas podrás encontrarlos junto con anchoas, ensaladilla o atún y con todas las combinaciones… ¡Estarán buenísimos!

Además, esta es una receta que puedes incorporar en tu menú semanal o incluso puede servirte como idea para tapas y aperitivos.

pimientos asados al horno

Actualmente, podemos encontrar pimientos asados envasados en el supermercado, pero estos normalmente no conservan el mismo sabor y textura que si los preparamos en casa. Por eso, merece la pena ponerse manos a la obra y cocinar tus propios pimientos asados, verás que una vez los hagas tú, no los querrás volver a comprar. Además, con esta guía para cocinar pimientos asados al horno, no tardarás nada y tendrás pimientos para varios días.

¿Te animas? ¡Vamos a cocinar! Esos pimientos te están esperando con los brazo abiertos. ¡Ah! ¿Sabías que esta receta siempre triunfa en Semana Santa? Hay muchas formas de hacerlos, pero esta es la receta que te hará chuparte los dedos hoy mismo.

Cómo hacer pimientos asados al horno.

Como en todas las recetas de cocina, se necesita una preparación, pero esta no te llevará más de 10 minutos. Te lo contamos paso a paso para que no te dejes ningún detalle, pero ya verás que no tiene perdida y que con un poco de práctica, serás todo un experto.

El primer paso será precalentar el horno a 200ºC, así conseguiremos la temperatura óptima para asarlos mientras los preparamos. Mientras el horno se calienta, pasaremos a preparar los pimientos para cocinar.

Es importante escoger pimientos que tengan medidas similares, así todos se cocinarán a la misma velocidad y evitaremos que se nos queme alguno por el camino. Cuando tengamos los pimientos rojos escogidos deberás lavar y secar todos los ejemplares para quitarles posibles residuos o suciedad.

pimientos rojos asados al horno

Una vez limpios solo quedará hacerles un corte vertical a los pimientos y retirar el gran núcleo de semillas del interior. En esta ocasión hemos optado por asarlos abiertos, a nuestro gusto, es como mejor quedan, es por ese motivo que realizaremos el corte vertical en el pimiento.

No obstante, cuanto retires el núcleo de semillas finalmente, puedes dejar el tallo superior, este te ayudará a mover los pimientos con mayor facilidad en los siguientes pasos.

Como ves, la preparación de esta receta es de lo más sencilla y rápida, solamente cortar, limpiar y listo. No te llevará nada de tiempo y el que más trabajará, será el horno.

¿Qué pimientos usar para preparar pimientos asados al horno?

El mejor pimiento para preparar la receta de pimientos asados en casa siempre será el que más te guste, pero el más tradicional para prepararlos es el pimiento rojo morrón. Este pimiento suele ser el favorito de muchos por su buena calidad, sabor y tamaño, ya que cuentan con suficiente carne como para que nos queden una cantidad generosa de conservas caseras de lo más deliciosas.

escoger pimientos asar horno

Estos pimientos puedes encontrarlos en la mayoría de supermercados y mercados locales, solo tendrás que asegurarte de que no tengan demasiados golpes y estén en su mejor momento para cocinar. Cuanto más rojo sea el pimiento, más dulce estará. Es un pimiento dulce, de dimensiones considerables y bien carnoso. ¡Quedará de lujo al asarlo!

Otra alternativa para los que no son amantes de este tipo de pimientos, es el pimiento verde italiano, este es bastante dulce y los hay en muchas medidas. Si encontramos algunos del mismo tamaño, también quedarán riquísimos asados al horno.

¿Qué propiedades tiene el pimiento asado?

Los pimientos asados tienen un sabor increíble y son una conserva de lo más saludable para consumir dentro de nuestra dieta. Tienen un proceso de preparación previa de lo más sencillo, así que incluso asados conservan muchas de las propiedades del pimiento.

pimientos asados al horno facil

Es una manera deliciosa de añadir más verdura a nuestros platos y contar con una dieta más variada y llena de nutrientes y vitaminas, para mantener el organismo saludable y lleno de energía. Incluso puedes probar de introducirlos en las comidas de los más pequeños de la casa, estos normalmente tienen más problemas para consumir verduras, pero su toque dulzón, conquistará a más de uno.

¡Así todos podréis disfrutar de los beneficios del pimiento!

Entre las propiedades más destacables del pimiento rojo encontramos:

  • Son ricos que fibra y tienen un aporte calórico muy bajo, así que son ideales para preparar una cena ligera que nos ayudará a perder grasa sin dejar de estar
    saciados.
  • Están cargados de antioxidantes para mantener el organismo saludable y así prevenir enfermedades. También contienen sustancias como la capsantina, que ayudan a inhibir el crecimiento de células cancerígenas en el cuerpo.
  • Son diuréticos debido al potasio que contienen y su baja proporción de sodio, así que facilitarán la eliminación de líquidos y ácido úrico del organismo. Como ves, utilizar los pimientos rojos en tu cocina diaria aportará múltiples beneficios en tu organismo, así podrás cuidarte mientras disfrutas de una comida rica y fácil de preparar. Son un artículo indispensable en la lista de la compra para mantener tus recetas sanas y llenas de color.

¿Cómo asar pimientos al horno?

Asar pimientos rojos asados es un proceso sencillo, sobre todo si contamos con un horno, ya que conseguiremos el sabor que buscamos sin ensuciar de más la cocina. Esta receta tradicional tiene una dificultad fácil y requiere de muy pocos ingredientes para conseguir un resultado de restaurante, una vez los prepares con esta receta fácil y deliciosa, querrás cocinar pimientos asados cada semana. ¡Solo de pensarlo ya empezamos a salivar!

Vamos con la receta de pimientos asados para que te vuelvas todo un chef:

Ingredientes:

  • Pimientos rojos de tamaño parecido
  • AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra)
  • Sal
  • 1 o 2 dientes de ajo

Preparación:

  • Prepara los pimientos como te hemos contado en la preparación de la receta. Engrasa ligeramente una bandeja de horno con AOVE.
  • Unta cada pimiento en AOVE, ya sea ayudándote con un pincel o simplemente con la mano.
  • Agrega un toque de sal al gusto por toda la superficie del pimiento.
  • Envuelve cada pimiento de manera individual con papel de aluminio y colócalos en la fuente de horno que habías dejado lista.
  • Antes de ponerlos a asar, procura no apelotonarlos demasiado para que se cocinen de manera uniforme y no queden trozos crudos.
  • Recuerda encender el horno y dejar los pimientos sobre la bandeja cuando tengas el horno a 200ºC, así podrás controlar el tiempo y la temperatura a la perfección.
  • Una vez envueltos y colocados en el horno, los metemos a media altura del horno y modifica la temperatura para dejarla a media potencia, así se asarán de manera uniforme y quedarán con un gusto increíble.
  • Deja que se asen durante unos 45 o 50 minutos, dependiendo de la temperatura y potencia de tu horno.
  • Recuerda que la parte superior del horno suelen calentar de manera más directa los alimentos. Esto puede provocar que los pimientos rojos queden más cocinados en la parte que no está en contacto con la bandeja del horno, dándoles la vuelta a media cocción, cuando lleven unos 20 o 25 minutos, te asegurarás de que queden perfecto por todos los lados.
  • Una vez asados, saca los pimientos y déjalos a temperatura ambiente hasta que se enfríen. Es recomendable dejarlos toda la noche reposar antes de quitarlos del papel de aluminio. Si no quieres esperar tanto, con dejarlos reposar un rato, será suficiente.
  • Reserva el agua que se haya quedado en la bandeja de horno para después.
  • Cuando ya estén fríos, sácalos del papel de aluminio y empieza a pelarlos con cuidado. Verás que la piel se quita muy fácilmente cuando ya están
    asados.
  • Cortamos los pimientos en tiras y conservamos en un recipiente con cierre hermético, con el líquido que han creado durante la cocción y si quieres, puedes añadirle uno o dos dientes
    de ajo y un extra de sal para aumentar su sabor.

¿Cómo pelar los pimientos fácilmente?

Pelar la piel de los pimientos asados puede parecer una de las tareas más tediosas de esta receta, pero si sigues unos sencillos pasos conseguirás pelarlos en unos minutos y te quedarán perfectos para conservar.

Para que los pimientos asados queden bien,  es esencial que estén a la temperatura del exterior o bien fríos. Por eso, se recomienda colocar los pimientos en la encimera o conservarlos en la nevera durante la noche.

como pelar pimientos asados al horno   

Si los intentamos pelar cuando aún están calientes se romperán con mayor facilidad y no conseguiremos un resultado final tan limpio. Aparte, si lo hacemos en frío nos ahorraremos alguna que otra quemada tonta.

Para que sea más sencillo pelarlos, puedes colocar un poco de aceite de oliva virgen extra en tus dedos y pasarlos por el pimiento, verás que gran parte de la piel se retira en segundos. Los tendrás limpios y preparados para cortar, en nada.

Una vez pelados, puedes retirar posibles partes dañadas y cortarlos en tiras del grosor que más te guste para que estén listos para consumir. Ahorrarás mucho tiempo entre semana y tus platos serán saludables y buenísimos. ¿Qué más se puede pedir?

¿Cómo asar los pimientos para que se pelen bien?

Como todas las recetas de verduras, esta receta tiene sus truquitos que harán que los pimientos se pelen perfectamente y tenerlos listos sea superfácil.

Nosotros nos hemos despertado generosos, así que te compartiremos nuestros imprescindibles para conseguir el toque perfecto en los pimientos asados al horno.

Una vez tengas en el horno los pimientos, girar con cuidado el envoltorio con unas pinzas será esencial para no quemarte y conseguir conserven la forma perfecta. Puedes ayudarte también del tronco superior del pimiento para no tener que tocar la carne en cuestión.

– El truco para retirar la piel siempre bien está en el cocinado, al envolverlos en papel de aluminio y sobre todo, dejar que se cocinen por más de 45 minutos, la piel se separará poco a poco de la carne y solo tendremos que estirar.

Retira la piel con cuidado y paciencia para conseguir que la carne del pimiento quede uniforme. Tus recetas quedarán mucho más bonitas.

– Colocar los pimientos en un recipiente bien cerrado, con ajo y una pizca de sal los convertirá en un plato adictivo. Puedes añadir el diente de ajo pelado entero o en rodajas.

– Hacer uso de los pimientos rojos es un básico para que tengan un sabor intenso, pero un poco dulce, si utilizas pimientos verdes tendrá un sabor más fuerte. ¡Esto ya va a gusto de cada paladar!

– Priorizar el uso de un buen aceite cambiará totalmente el sabor, escoge uno de buena calidad para chuparte los dedos cada vez que cocines pimientos
asados.

Si te animas a poner en práctica todos estos consejos, te convertirás en un experto de las conservas hechas en casa y te aseguramos, que no las querrás volver a comprar en el supermercado. Es una receta fácil, sana y buenísima para toda la familia.

¿Cuánto duran los pimientos en la nevera?

Otra de las cosas que nos enamora de los pimientos asados al horno es lo que duran sin ponerse malos en la nevera. Si se conservan de la manera correcta pueden durar hasta un mes en la nevera sin ponerse malos.

Esto es de gran utilidad cuando queremos preparar grandes cantidades de pimientos en una sola vez, así ahorramos tiempo en la cocina diaria y contamos con una fuente de fibra y verdura deliciosa en menos de 1 minuto. Así, si un día llegas cansado y no tienes ganas de ponerte a cocinar, tendrás una receta casera esperando por ti.

Según como sea tu horno podrás escoger hacer menos o más cantidad o también, según las personas que seáis en casa, porque un kilo de pimientos asados caseros no durarán nada en una casa de 4. Así que aprovecha que te pones manos a la obra y prepara bastante cantidad para consumir durante las siguientes semanas.

Los pimientos asados son un complemento perfecto para miles de recetas fáciles y deliciosas, queda ideal en una ensalada de pimientos con huevo duro y olivas o en con otras verduritas para hacer una tostada con verduras y anchoas. El límite lo marca tu imaginación, pero es una conserva casera con mucha versatilidad y un sabor intenso que aportará un extra a cualquier combinación que crees. Te convertirás en todo un chef y tus recetas parecerán de restaurante.

SI lo pones en un picoteo con amigos, seguro que todos querrán repetir e incluso te dejarán sin existencias de pimientos asados. Es ideal para empezar a abrir el apetito en una cena de verano y lo bueno es que al estar lleno de fibra, no te notarás pesado al terminar de cenar. Además, queda riquísimo acompañado de una cerveza bien fresquita o una copa de vino una noche de verano. ¡El plan ya lo decides tú!

Lo único malo es que como están tan ricos, tendrás que hacerlos cada dos por tres, por suerte, una vez le cojas el truco, asar pimientos será de lo más sencillo para ti. Podrás prepararlos mientras cocinas otras recetas para la cena y guardarlo en la nevera para otros días.

¿Cómo conservar los pimientos en la nevera?

Si te ha gustado la idea de preparar más cantidad de pimientos y conservarlos para que te duren durante semanas en perfecto estado, te contamos cómo lo conservamos nosotros en la nevera. Verás que el proceso es de lo más sencillo y no necesitas muchos utensilios para hacerlo.

como conservar pimientos rojos

Para conservar los pimientos asados correctamente debes prepararlos como más te gusten, ya sea enteros o a tiras y pelar su piel, que es la parte más amarga del pimiento, sobre todo, después del asado en horno. Normalmente, es más fácil conservarlo a tiras, ya que así cabrán mejor y no tendrás que ir cortando la porción que quieras cada vez que necesites pimientos asados. Si los cortas en tiras finas será abrir y servirte directamente a tu plato.

Una vez listos para guardar, los colocas en un recipiente hermético de cristal con cuidado. Después solo tendrás que verter el líquido de la cocción del pimiento que habrás reservado anteriormente y un buen chorro de aceite de oliva para que le dé sabor. Una vez los pimientos estén cubiertos, tapamos el recipiente asegurándonos de que no entra aire y listos para ir a la nevera.

Prepara en el horno pimientos saludables y riquísimos que salvarán miles de recetas en tu día a día, es una receta apta para principiantes. Solamente necesitarás pimientos rojos, aceite de oliva y una pizca de sal, más sencillo no puede ser. Para nosotros ya es un básico de nevera sin el que no podemos vivir, por eso lo repetimos sin parar.

¿Te animas a prepararlos? ¡Te encantarán! Nosotros seguiremos trayéndote recetas deliciosas para que puedas disfrutar de platos caseros, ricos y saludables sin tener que estar todo el día en la cocina.

Espero que te haya gustado esta receta, estoy segura de que te saldrán genial. Es un plato que puedes preparar en casa, además fácilmente.

Puedes hacer muchas recetas con pimientos como por ejemplo: ensalada de pimientos asados para el verano o pimientos rellenos de carne.

Deja un comentario