Carnes y aves al horno

La carne no puede faltar dentro de la dieta mediterránea. Es un alimento que necesita estar dentro de nuestro repertorio de recetas, tanto por su calidad nutricional como por su sabor. Hay muchas formas de prepararla, pero vamos a detallarte algunas recetas paso a paso para que prepares la mejor carne al horno.

Uno de los puntazos a la hora de preparar carne al horno es que es bastante fácil de hacer, lo cual lo convierte en una opción perfecta para cuando tenemos invitados en casa. De esta forma, podemos estar más pendientes de nuestros amigos mientras se va preparando la carne recién asada. Prepara boli y papel para tomar nota de los detalles más importantes para preparar una cena excelente.

Las recetas de carnes y aves al horno ofrecen una experiencia culinaria que va más allá de simplemente cocinar; es un arte que transforma ingredientes simples en platos principales jugosos y llenos de sabor. Desde asados tiernos y jugosos hasta pollos perfectamente dorados, estas recetas te guiarán para lograr resultados impresionantes.

Comienza tu exploración con técnicas básicas de asado, aprendiendo a sazonar y hornear carne de res o cordero a la perfección. Las costras doradas y los jugos que se desatan al cortar son señales de una comida al horno bien ejecutada. Experimenta con marinados y adobos, descubriendo cómo estos métodos pueden transformar tus platos principales.

Para aquellos que buscan opciones más ligeras, las recetas de aves al horno, como el pollo asado con limón y romero, son ideales. Las hierbas frescas y los cítricos añaden complejidad de sabor sin complicar la preparación. Explora opciones que van desde muslos de pollo hasta pavo asado, descubriendo cómo el horno puede realzar los sabores naturales de las carnes.

Las recetas de carnes y aves al horno no solo ofrecen platos deliciosos sino que también te permiten dominar las habilidades culinarias que te convertirán en un maestro del asado en casa.

Cómo hacer carne al horno

Para preparar carne al horno, los pasos son muy sencillos y verás que no requieren de mucho esfuerzo. Es muy importante que la carne sea de calidad. Cuando tenemos una buena pieza de carne de calidad, notarás que será más sencilla y que el sabor será mucho más potente.  Para conseguir que la carne asada quede en el punto deseado, solo debes respetar los tiempos de cocción.

Ahora vamos a detallarte paso a paso cómo hacer carne al horno:

  1. Primero de todo, necesitamos atemperar nuestra pieza de carne. Para conseguirlo, solamente necesitamos dejar nuestra carne fuera de la nevera durante unos minutos hasta que esté a temperatura ambiente.
  2. Antes de empezar a cocinar la carne, precalienta el horno durante unos 10 minutos a 100°. Esto ayudará a que nuestra carne se cocine mejor y de forma más homogénea.
  3. Con la carne ya atemperada, agrega un poco de sal y pimienta al gusto. Dependiendo de la receta que quieras seguir, es posible que tengas que añadir otras especias o hierbas. En este caso, no es necesario que le pongas demasiada sal y pimienta. Todo el sabor propio de la pieza de carne será suficiente.
  4. Pon la carne ya salpimentada en una bandeja y colócala dentro del horno durante unos 40 minutos. Dependiendo del grosor de la carne y del punto deseado, es posible que necesites dejarla durante un tiempo más.  Mientras tanto, puedes aprovechar para hablar con tus invitados o, si no tienes el acompañante preparado, avanzar con la guarnición.
  5. Pasado el tiempo, retira la carne del horno y dórala en una sartén bien caliente con un poco de aceite de oliva. Si quieres un toque más americano, puedes sellar la carne con un poco de mantequilla. Si quieres añadir más aromas, puedes añadir un ramito de romero durante la cocción final, vigilando de no quemar las hierbas. 
  6. Último paso y super importante: deja reposar tu carne envuelta en papel aluminio sobre un plato caliente por unos 10 minutos. De esta forma, ayudaremos a que la carne termine de cocinarse de forma integral.

¿Fácil verdad? Siguiendo estos 7 pasos conseguirás una carne perfecta para poder compartir con tus amigos.

Carne al horno tierna y jugosa

No hay nada peor que, después de toda la preparación y cocinado de la carne, nos quede un resultado reseco y poco sabroso. Aquí te dejamos algunos consejos y recomendaciones para conseguir el punto ideal para tu plato.

Para conseguir que tu carne al horno quede tierna y jugosa, es recomendable asar el corte entero de la carne. También puedes aumentar el tiempo de cocción con una temperatura más baja.  Cocinar la carne a temperaturas altas acelerará el proceso, pero tienen el inconveniente de que para cuando la parte más interna de la carne esté caliente, la zona exterior estará cocinada en exceso.

Algunas propuestas de carne de ternera para asar que van a quedar bien jugosa son: ragout, roastbeef, redondo, rabo, carrilladas y mucho más.

¿Cuál es la mejor carne para el horno?

Como hemos mencionado anteriormente, las mejores carnes a elegir para preparar un asado bien sabroso y jugoso, son piezas gruesas y fibrosas. Eligiendo piezas con estas características, nos aseguramos de que retengan mejor los líquidos propios de la carne.

Hablando ya un poco más en profundidad, el cabecero de cerdo ibérico es un corte que cuenta con una buena cantidad de grasa. Trata de no agregarle muchos condimentos, ya que cuenta con un sabor natural muy bueno. Con un poco de sal gruesa y pimienta negra recién molida es más que suficiente. Otro corte del cerdo ibérico es el llamado «lagarto». Para este tipo de corte te aconsejamos que no la dejes mucho tiempo en el horno, puesto que la pieza puede secarse con facilidad.

El osobuco de ternera y la pierna de cordero son opciones muy buenas que seguro conquistarán a tus invitados. A diferencia del cerdo, estos cortes son mucho más grandes, por lo que necesitarás una fuente más amplia. Para preparar el osobuco, es muy recomendable añadir vino tinto para que la carne y las verduras se impregnen durante la cocción. En cambio, para preparar la pierna de cordero, sería ideal añadir algunas hierbas aromáticas como el romero y el tomillo para resaltar su sabor.

Cómo condimentar la carne al horno

El condimento esencial para preparar una carne perfecta al horno son la sal y la pimienta. Es importante no abusar de los condimentos para disfrutar del sabor de la carne. Si la pieza es de calidad, con un poco de sal gruesa y pimienta negra recién molida, harás que el sabor resalte por sí solo.

Otro consejo para condimentar la carne que irá al horno es marinarla. Con esta técnica, conseguiremos que la carne absorba los sabores de los condimentos y las especias, obteniendo un resultado más suculento.  Para marinar o adobar la carne necesitamos una mezcla de: sal, aceite, un líquido ácido (puede ser vinagre, limón, o alcoholes fermentados), hierbas y especias. Con esta mezcla, conseguiremos ablandar la textura de la carne y aportar un nuevo sabor.

Con qué acompañar carnes al horno

Existen demasiadas opciones de acompañamiento como para añadirlas en este artículo. Vamos a detallarte las opciones que mejor van a acompañar tus asados, pero siéntete libre de usar tu imaginación y acompañar tu carne con otras verduras y alimentos.

La guarnición por excelencia son las patatas y verduras al horno. Puedes prepararlo en la misma bandeja de la carne, para aprovechar los jugos que va soltando, o de forma independiente, por ejemplo, con un poco de mantequilla y salvia. Respecto a las verduras que no pueden faltar, te recomendamos los pimientos rojos, la cebolla y la zanahoria.

Carne al horno con salsa

Una salsa siempre va a ser una muy buena opción para poder acompañar la carne. Por ejemplo, la salsa de tomate nos ayuda a unir todos los sabores y a que nos quede todavía más jugoso e irresistible.

Puedes probar de cocinar la salsa con los últimos minutos de cocción de la carne o siempre añadirla una vez ya vayas a emplatar. Una vez asada la carne, la puedes acompañar de salsa de pimienta, de queso o vino. Estas suelen ser las opciones más típicas para acompañar la carne.

Carne al horno con patatas

Aparte de la típica opción de cortar las patatas en rodajas y colocarlas como si se tratara de una cama para la pieza de carne, también está la opción de salpimentar conjuntamente todos los ingredientes y cocinarlos. Sin duda, es la opción más rápida y completa.

  • Corta dos patatas medianas y colócalas en un bol junto con los pedazos de carne. No hace falta pelar las patatas, pero sí que es importante cortarlo todo en trozos pequeños.
  • Espolvorea ajo en polvo, pimienta y sal. Con un poco de aceite, mezcla todos los ingredientes hasta que la carne y las patatas queden totalmente recubiertas.
  • Hornea durante 40 minutos hasta que la carne esté dorada y las patatas cocidas.
  • ¡Sirve la comida con un poco de perejil y a disfrutar!

Carne al horno a la mostaza

Otra opción rápida y eficaz es preparar nuestra carne favorita acompañada de mostaza, como por ejemplo el redondo de ternera. Para ello necesitarás mostaza de grano. El sabor es mucho más potente y además agregas textura al plato final.

Después de salpimentar la carne, barniza la pieza con mostaza por las dos caras y todos sus lados. Con un cordel puedes tratar de hacer un paquetito para evitar que la carne desprenda muchos jugos durante la cocción. La carne de ternera y el lomo de cerdo son opciones muy buenas para acompañar con mostaza.

Carne al horno a la cerveza

Para esta receta necesitarás dos cervezas: una para marinar la carne y otra para mientras esperas.

Mezcla la carne con la cerveza, el ajo picado, el laurel, la sal y la pimienta. Después de mezclar bien los ingredientes, déjalos marinar unas 2 horas. Una vez vayas a colocar la pieza de carne en el horno, añade el líquido de la mezcla de forma gradual para que la carne vaya absorbiendo la cerveza poco a poco. De esta forma, nos aseguraremos de que no se evapore la mayoría de la mezcla y la carne quede bien jugosa.

Carne al horno a la sal

En esta receta vas a necesitar mucha sal, pero el resultado te va a encantar. Puedes usar sal especial para hornear. La sal para hornear es una sal con cristales más grandes de los habituales y se vende exclusivamente para cocinar. Necesitaremos aproximadamente 2 kg de sal por cada kg de carne, así que ten en cuenta el peso de la pieza de carne antes de empezar a prepararlo todo.

La carne tiene que quedar totalmente cubierta. Si humedeces un poco la carne, te resultará más fácil cubrir la carne. Cuando lo tengas preparado, hornea a 200ºC durante aproximadamente 50 minutos por cada kg de carne. Esta receta te permite mantener tu estilo de vida saludable sin añadir salsas que tengan demasiado aporte calórico, y a la vez, es una receta fácil para preparar con niños.

Carne al horno a la bolsa

Esta técnica se está volviendo cada vez más común. Son muchos los supermercados que ya venden bolsas de cocción con los condimentos dentro para preparar carnes al horno. Lo más importante para esta receta es usar una bolsa de cocción y no una bolsa tradicional de plástico.

Coloca la carne en la bolsa junto con las especias y ciérrala completamente. Minutos antes de retirar la carne del horno, abre la bolsa para que la carne se dore un poco por la superficie. También puedes añadir zumo de limón exprimido, vino, salsa de soja o cerveza para resaltar los sabores.

Carne al horno a la leche

Es posible que te sorprenda el título de esta opción de asado, pero es debido a que se trata de una receta argentina.  La idea principal es marinar la carne con una mezcla de especias y leche. La pieza de carne tiene que quedar totalmente recubierta por el líquido.

Cuando coloques la pieza en el horno, ve revisando si la leche se evapora para ir añadiendo más, hasta que la carne esté dorada. Por cada kilo de carne necesitarás medio litro de leche aproximadamente, así que prepara un poco más de leche por si acaso.

Carne al horno a la cerveza negra

Anteriormente, hemos visto la opción con cerveza normal, pero ahora vamos a tener en cuenta el uso de cerveza negra para preparar nuestro asado.

El procedimiento será el mismo, la diferencia será el tipo de cerveza que usemos. Haz la mezcla de la cerveza con la carne y las especias que quieras incorporar. Luego, deja marinar durante al menos unas 2 horas.  En este caso, el sabor será mucho más intenso y la carne tomará un color más oscuro. Te recomendamos cocinar la carne con patatas y cebolla, para que aprovechen el jugo de la cerveza mientras se cocina en el horno.

Carne al horno a la naranja

El lomo de cerdo suele ser la pieza de carne más utilizada para acompañar con la naranja. Esto se debe a la tendencia que tiene la carne de cerdo a resecarse más fácilmente. Acompañándola con naranja, además de dar un toque más dulce y cítrico, añadimos más jugosidad para disfrutar cada bocado.

Por un lado, añadiremos zumo de naranja en la bandeja de la carne mientras la dejamos en el horno cocinándose. Así mantenemos la carne húmeda y no se resecará. Por otro lado, podemos aprovechar el zumo restante para confitarlo y usarlo en el emplatado. La clave es la mezcla resultante entre el zumo de naranja y los jugos que desprende la carne. ¡Delicioso!

Carne al horno con vino

Esta receta es típica de restaurante. Para preparar este plato al horno, necesitaremos empezar cortando la carne en trozos. Colocaremos la carne directamente en la bandeja de horno con las especias que queramos, un chorro de aceite de oliva y un buen vaso de vino tinto. Dejaremos que todo eso macere durante unas 3 horas aproximadamente. Pasado el tiempo, seguiremos el tiempo recomendado de cocción según el tipo de carne y su grosor.

Nosotros te proponemos hacerlo con vino tinto, pero también hay recetas con vino blanco e incluso con sidra.

Carnes al horno para navidad

La paletilla de cordero, el rosbif de ternera, el pavo relleno, el jamón asado… Hay mil y una recetas ideales para las fechas navideñas. Pero, ¿cuál es el toque especial? El horno.

Preparar nuestra comida en el horno siempre despierta este aire de ocasión especial, tan carismático de las celebraciones. Es por eso que algunos de los platos más típicos de la navidad incluyen el uso del horno.

Dejando atrás otras recetas que tienes al principio de este artículo, vamos a detallarte paso a paso cómo preparar una pierna de cordero rellena para impresionar a tu familia. Toma nota:

  1. Primero prepararemos la carne. Necesitamos que esté bien troceada para poder rellenarla más tarde. Salpimenta a tu gusto y añade las especias que prefieras.
  2. Para preparar el relleno, saltea algunas setas hasta que pierdan toda el agua. Si quieres, puedes añadir pasas, orejones y frutos secos al relleno.
  3. Enrolla la carne alrededor del relleno ayudándote de un hilo para cocinar. Esta puede ser la parte más complicada, pero asegúrate de que la carne quede como un paquete.
  4. Asamos la carne a 180º C durante 1 hora 15 minutos. Cada 20-30 minutos, revisa la carne y dale la vuelta para que se cocine de forma uniforme.