Pollo al horno

Contenidos ocultar

El pollo al horno es una deliciosa opción para compartir en familia. Con la receta original de Karlos Arguiñano, podrás disfrutar de un pollo jugoso por dentro y crujiente por fuera. Con ingredientes como pollo, patatas y especias aromáticas, podrás preparar este plato fácil, rápido y económico. Descubre los trucos y consejos para lograr el mejor resultado. Además, encontrarás variantes y opciones de acompañamiento, así como otras formas populares de preparar el pollo. No te pierdas esta receta tradicional que hará las delicias de todos en la mesa.

Los beneficios de consumir pollo

El pollo es una opción alimenticia muy saludable y versátil, que aporta numerosos beneficios para nuestra salud. A continuación, destacaremos dos de ellos:

Fuente de proteínas magras y nutrientes

El pollo es una excelente fuente de proteínas magras, fundamentales para el desarrollo y mantenimiento de nuestros tejidos, así como para la producción de enzimas y hormonas. Además, contiene una amplia variedad de nutrientes esenciales, como vitaminas (especialmente del complejo B), minerales (como hierro, zinc y fósforo) y aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo no puede producir por sí solo.

Bajo contenido de grasa en comparación con otras carnes

Una de las ventajas del pollo es su bajo contenido en grasa, lo que lo convierte en una opción más ligera en comparación con otras carnes. La carne de pollo, especialmente su pechuga, es reconocida por ser baja en grasa saturada y alta en ácidos grasos saludables, como el ácido linoleico, que contribuyen al buen funcionamiento del sistema cardiovascular. Además, el pollo también es una excelente fuente de proteínas, lo que nos brinda saciedad y ayuda en la construcción y reparación de tejidos musculares.

La receta original de pollo al horno de Karlos Arguiñano

Ingredientes necesarios:

  • pollo
  • Patatas
  • Cebolletas
  • Limón
  • Dientes de ajo
  • Agua
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta
  • Tomillo
  • Romero

Preparación paso a paso:

El precalentamiento del horno y la limpieza del pollo

Comienza precalentando el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. Luego, limpia bien el pollo, retirando las plumas y los excesos de grasa

La mezcla de especias y el untado del pollo

En un bol, mezcla la pimienta negra, la sal, 2 cucharadas de aceite y el zumo de limón. Unta esta mezcla por todo el pollo, asegurándote de que quede bien impregnado.

Preparación y sazonado de las cebolletas y patatas

Corta las cebolletas en juliana y las patatas en rodajas de aproximadamente un centímetro. Sazona y salpimienta las cebolletas y patatas, utilizando la mezcla sobrante de especias del pollo.

Colocación del pollo y la guarnición en la bandeja

Unta una bandeja de horno con aceite y coloca los trozos de cebolleta y patata encima. Haz un hueco en el centro y coloca el pollo sobre la guarnición.

Adición de hierbas aromáticas y líquido

Añade al pollo romero, tomillo y ajos aplastados. Riega todo con un poco de agua.

Tiempo de cocción y removido de la guarnición

Coloca la bandeja en el horno y cocina el pollo durante aproximadamente 45-55 minutos. Recuerda remover la guarnición a mitad de la cocción para que se cocine de manera uniforme.

Forma de servir y añadir jugo de la bandeja

Una vez listo, sirve el pollo asado en un plato con su guarnición. Para realzar el sabor, mezcla el jugo de la bandeja con perejil picado y úsalo como aderezo.

Variantes y trucos para un pollo al horno delicioso

Si bien la receta original de pollo al horno de Karlos Arguiñano es deliciosa por sí sola, existen algunas variantes e ingredientes adicionales que pueden añadir aún más sabor a tu plato. ¿Quieres ponerle un toque dulce? Prueba añadiendo manzana a la cama del pollo, que le dará un sabor delicioso y una textura suave.

Otra opción para realzar el sabor es reemplazar el agua en la bandeja por caldo de pollo, vino blanco o incluso cerveza. Estos líquidos añaden un toque de sabor adicional, dando más profundidad al plato.

A continuación, te presentamos algunos consejos para lograr un pollo jugoso y crujiente:

Consejos para lograr un pollo jugoso y crujiente

  • Unta la piel del pollo con mantequilla antes de hornearlo. Esto ayudará a que quede más tierno y sabroso.
  • Asegúrate de precalentar el horno a la temperatura correcta (180ºC) con calor tanto arriba como abajo.
  • Limpia bien el pollo, retirando las plumas y excesos de grasa antes de comenzar la preparación.
  • Mezcla las especias y el aceite con el zumo de limón para obtener una marinada sabrosa. Asegúrate de untar bien el pollo, asegurándote de que todos los rincones estén cubiertos.
  • No olvides darle la vuelta al pollo a mitad de la cocción para asegurar una cocción uniforme y un acabado dorado en ambos lados.

Acompañamientos para el pollo asado

El pollo asado se puede disfrutar con una variedad de acompañamientos, que equilibran y realzan su sabor. Algunas opciones incluyen:

Ensaladas ligeras

  • Ensalada verde con vinagreta de limón
  • Ensalada de tomate y pepino
  • Ensalada de rúcula con parmesano

Postres frescos

  • Tarta de queso ligera
  • Mousse de chocolate sin lácteos
  • Helado de frutas

Estos acompañamientos son ideales para equilibrar el sabor del pollo asado, brindando frescura y ligereza a la comida.

Otras formas de preparar pollo

Además del delicioso pollo al horno, existen diferentes formas de preparar este versátil ingrediente que sin duda deleitarán tu paladar. A continuación, te presentamos algunas opciones para que puedas disfrutar de nuevas y sabrosas preparaciones:

A la parrilla

Cuando se cocina el pollo a la parrilla, se obtiene una carne jugosa y llena de sabor. Para ello, es importante marinar el pollo previamente con especias o adobos de tu elección para realzar su sabor. Luego, se coloca el pollo en la parrilla caliente y se cocina a fuego medio-alto hasta que esté bien dorado por fuera y completamente cocido por dentro. Puedes utilizar diferentes cortes de pollo, como pechugas, muslos o alitas, según tu preferencia.

A la plancha

La preparación de pollo a la plancha es una opción saludable y rápida. Para lograr un pollo jugoso, es recomendable marinarlo previamente con especias y un poco de aceite de oliva. Luego, se coloca el pollo en una plancha caliente y se cocina a fuego medio-alto, volteándolo periódicamente, hasta que esté bien cocido y dorado por ambos lados. Esta técnica de cocción resalta el sabor natural del pollo y es perfecta para disfrutarlo con una guarnición de ensalada o verduras salteadas.

En salsa

Preparar el pollo en salsa es una excelente manera de agregarle aún más sabor y jugosidad. Puedes utilizar diferentes tipos de salsas, como salsa de champiñones, salsa de tomate, salsa de naranja o incluso una salsa agridulce. Para ello, se cocina el pollo en una sartén con un poco de aceite de oliva, se retira y se reservan los jugos que ha soltado. Luego, se incorpora la salsa elegida a la misma sartén y se cocina a fuego lento hasta que se reduzca y espese. Finalmente, se añade el pollo nuevamente a la salsa y se cocina unos minutos más para que se impregne de todos los sabores.

A la cacerola

La preparación de pollo a la cacerola es perfecta para obtener platos reconfortantes y llenos de sabor. Se pueden utilizar diferentes ingredientes, como verduras, hierbas aromáticas, vino blanco o caldo de pollo, para crear una deliciosa combinación de sabores. Para ello, se saltea el pollo en una cacerola con un poco de aceite de oliva, se añaden los demás ingredientes y se cocina a fuego lento hasta que el pollo esté tierno y la salsa haya adquirido todos los sabores. Este método de cocción es ideal para disfrutar en días fríos y acompañarlo con un buen pan crujiente.

Estas son solo algunas de las formas en las que puedes preparar el pollo, cada una con su propia particularidad y sabor único. Experimenta con diferentes ingredientes y técnicas de cocción para descubrir tus propias y deliciosas opciones. ¡Buen provecho!

El papel de Karlos Arguiñano en la cocina española

La receta del Asador Navarro y el libro ‘A mi manera’

Karlos Arguiñano, reconocido chef español, ha dejado una marca importante en la cocina del país. Su receta de pollo al horno se basa en la tradición del Asador Navarro, un negocio familiar que ha sido un referente gastronómico desde 1981. A través de su libro ‘A mi manera: las recetas fundamentales de la cocina regional española’, Arguiñano comparte su pasión culinaria y presenta una versión original y deliciosa de este plato tan querido.

Tradición y opciones para días festivos

En España, es tradicional hornear un ave completa, como el pollo, en días festivos y ocasiones especiales. El pollo al horno de Karlos Arguiñano es una opción perfecta para estas celebraciones familiares, ya que su receta garantiza un plato jugoso, crujiente y lleno de sabor. Sin embargo, también se puede disfrutar de esta delicia en otras ocasiones, ya que el pollo asado por piezas también queda delicioso.

La receta de Arguiñano ofrece opciones adicionales para personalizar el pollo al horno y adaptarlo a los gustos de cada persona. Por ejemplo, se puede agregar manzana a la cama del pollo para darle un toque dulce y sorprendente. Además, en lugar de utilizar agua, se pueden utilizar ingredientes como caldo de pollo, vino blanco o cerveza para añadir un sabor adicional y un toque especial al plato.

Karlos Arguiñano brinda su experiencia y conocimientos en cada paso de la preparación, garantizando un resultado final delicioso y satisfactorio. Con sus consejos, trucos y variantes, es posible lograr un pollo al horno jugoso, crujiente y lleno de sabor, convirtiendo cualquier comida en una experiencia única.

El pollo al horno de Karlos Arguiñano ha ganado popularidad en toda España gracias a su estilo único y a la pasión que pone en cada una de sus recetas. Su contribución a la cocina nacional ha sido fundamental, y su receta de pollo al horno muestra su compromiso con la tradición y la innovación culinaria. ¡Disfruta de esta deliciosa receta y sorprende a tus seres queridos con una opción sabrosa y tradicional para compartir en familia!

Preguntas frecuentes sobre la receta de pollo al horno

¿Cuáles son los ingredientes para 4 personas?

Para preparar el pollo al horno para 4 personas necesitarás los siguientes ingredientes:

  • pollo
  • patatas
  • cebolletas
  • limón
  • dientes de ajo
  • Agua
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta
  • Tomillo
  • Romero

¿Cómo se prepara paso a paso?

El proceso de preparación del pollo al horno siguiendo la receta original de Karlos Arguiñano es el siguiente:

  1. Precalienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.
  2. Limpia el pollo, retirando las plumas y excesos de grasa.
  3. En un bol, mezcla la pimienta negra, la sal, 2 cucharadas de aceite y el zumo de limón.
  4. Unta bien esta mezcla por todo el pollo.
  5. Corta las cebolletas en juliana y las patatas en rodajas de un centímetro.
  6. Sazona y salpimienta las cebolletas y patatas, y úntalas con la mezcla sobrante.
  7. En una bandeja de horno previamente untada con aceite, coloca los trozos de cebolleta y patata.
  8. Haz un hueco en el centro y coloca el pollo encima.
  9. Añade romero, tomillo y ajos aplastados alrededor del pollo.
  10. Riega todo con un poco de agua y hornea durante aproximadamente 45-55 minutos, removiendo la guarnición a mitad de cocción.
  11. Sirve el pollo asado en un plato con su guarnición y añade el jugo de la bandeja con perejil picado por encima.

¿Se puede añadir otros ingredientes a la bandeja?

Sí, puedes añadir otros ingredientes a la bandeja del pollo al horno para darle un toque de sabor adicional. Algunas opciones populares son añadir manzana a la cama del pollo para darle un sabor dulce, o sustituir el agua por caldo de pollo, vino blanco o cerveza.

¿Cuánto tiempo se tarda en cocinar el pollo?

El pollo al horno generalmente se cocina durante aproximadamente 45-55 minutos a 180ºC. Sin embargo, es importante verificar la cocción interna del pollo utilizando un termómetro de cocina, que debería marcar una temperatura interna de 75ºC para garantizar una cocción segura y jugosa.

¿Qué otros platos se pueden acompañar con pollo asado?

El pollo asado es versátil y se puede acompañar con una variedad de platos. Algunas opciones de acompañamiento recomendadas incluyen ensaladas ligeras, como una ensalada verde con vinagreta de limón, o incluso con postres frescos, como una tarta de queso ligera o una mousse de chocolate sin lácteos.

Comentarios y recomendaciones de los usuarios

A continuación, compartimos algunas experiencias de usuarios que han tenido la oportunidad de preparar esta deliciosa receta de pollo al horno de Karlos Arguiñano:

Experiencias al preparar la receta

  • María: «Me encantó esta receta. El pollo estaba jugoso por dentro y tenía una piel crujiente increíble. La mezcla de especias le dio un sabor delicioso. ¡Definitivamente la volveré a hacer!»
  • José: «El pollo al horno es uno de nuestros platos favoritos en casa y esta receta de Arguiñano no decepcionó. Encontramos muy útiles los consejos para sazonar las cebolletas y patatas. ¡Quedaron perfectamente cocidas!»
  • Laura: «Decidí probar añadiendo manzana a la cama del pollo y fue todo un acierto. Le dio un toque de sabor dulce muy especial. Recomiendo probarlo, es simplemente delicioso.»

Sugerencias para mejorar el sabor y la presentación

  • Carlos: «Para darle un toque extra de sabor, recomiendo utilizar caldo de pollo en lugar de agua. Realmente resalta los sabores y hace que el pollo esté más jugoso aún.»
  • Sofía: «He probado la receta utilizando vino blanco en lugar de agua y realmente hace la diferencia. Le aporta un sabor más sofisticado y combina muy bien con el pollo y las especias.»
  • Pablo: «Si quieres sorprender a tus invitados, puedes decorar el plato con perejil fresco picado y ralladura de limón. Le dará un toque de frescura y presentación única.»

Aquí tienes algunas recomendaciones de usuarios que han disfrutado del pollo al horno de Karlos Arguiñano. Anímate a probar estas sugerencias y experimenta con nuevos ingredientes y técnicas para hacer de tu receta de pollo al horno algo aún más especial.

Deja un comentario